Energía y Movimiento

Activa tú energía 

la vida es vibración que está

en constante movimiento 

Como hemos podido observar en módulos anteriores, cada CHAKRA va a influenciar tu cuerpo de una forma específica a nivel físico, emocional, mental y espiritual; cada centro energético vibra de una forma, moviendo información diferente.

 

Cada centro comprende un grupo de órganos, una glándula endocrina y un sector muscular, coordinados por el sistema nervioso central, entonces la distribución de la energía dependerá de cómo están trabajando estos“centros” cuyos modos de funcionar harán que predominen determinadas funciones fisiológicas y determinadas cualidades psíquicas. 

El objetivo de este módulo, es proponerles activar, expresar, tomar conciencia e integrar la energía de los centros de energía, a través del MOVIMIENTO ESPONTÁNEO Y CREATIVO. En pocas palabras soltarse y dejarse llevar, sentir tu cuerpo y sobretodo escucharlo, para asi soltar lo que haya que soltar y ajustar lo que haya que ajustar. Sentirte es importante, porque el cuerpo constantemente nos habla, es el momento de escucharlo.

 

 Alojamos muchas emociones en él y a través de esta práctica buscamos

 estar presentes, hablarnos y escucharnos.

Sin críticas, sin juzgarnos, aprovecha que nadie te está observando!, acompañándote y siente que nada te importe.

Invítale A TU CUERPO a unirse contigo; porque aquí lo que importa es ser tu ser auténtico.

Estar contigo y LIBERARTE a través de tu Movimiento.

 

Cualquiera que sea tu ritmo, tu andar, tu sentir...DEJA QUE FLUYA TU ENERGIA DE MOVIMIENTO. PERMÍTETE SER TU, sin que nada importe a tu alrededor.  

Cuando nos movemos con la música, bailamos y expresamos libremente, llevar el ritmo no es importante, nos abrimos y la energía fluye: las emociones, los sentimientos, los anhelos, los recuerdos vividos e inscritos en nuestro cuerpo, se movilizan… nuestras creencias limitantes o patrones en el cuerpo se actualizan. Como comentamos en uno de los módulos anteriores, a traves de situaciones , alojamos impresiones, huellos o impregnaciones energéticas en nosotros, contenemos mucha energía de emociones frenadas y en la mayoría de las casos, muchas personas se construyen paredes o corazas; que cumplen la función de defensa para protegerse de experiencias dolorosas similares.

 

Entonces aflojando las tensiones propias de cada coraza ayudamos a liberar sus memorias; esa energía reprimida, que no se ha expresado, que sigue contenida en nosotros, como todo lo que no se ha dicho o hecho, lo que no hemos podido llorar, el enfado, la rabia que hemos aguantado, frustraciones, todas esas ideas negativas que genera la mente, etc. La información o huella que se queda contenida en el cuerpo, se convierte en tensión muscular, dando así forma a nuestra “Postura Corporal” o mejor dicho, una manera de estar en la vida. Un ejemplo podria ser como la mayoría sin darse cuenta, posee una postura con el pecho cerrado, y con la espalda encorvada; creándo una coraza, una protección invisible en lo sutil que se traspasó al cuerpo físico. Nos protegemos; protegemos el pecho, para que nadie nos hiera el corazón. La mayoría la generó en la adolescencia, donde fuimos mas vulnerables y estábamos comenzando a experimentar con el otro de una manera podría decirse, romántica. Es cuando comenzamos a conectar con el otro y a experimentar. 

Estas corazas,  pueden no permitirnos abrirnos al amor verdadero, sin miedos, sin ego. Donde la energia del dar y recibir fluya. En la mayoría de las personas no existe. Está bloqueada de cierta manera. EL soltar, y rectificar una correcta postura de nuestro pecho; es decir, Abrirlo constantemente, espalda recta, con la cabeza en alto; es comenzar poco a poco a soltar el miedo y permitir amar al otro y al mismo tiempo recibir amor del otro, sin barreras, mostrándonos desde nuestra vulnerabilidad. Permitirte experimentar nuevamente conectando con el otro, como cuando eras niño. 

Al disolver poco a poco las corazas se produce una limpieza en nuestro sistema energético, emocional y mental, y por consiguiente una sensación de mejorar nuestra vitalidad, y sentirnos libres para expresarnos con apertura y gratitud.

Ser conscientes de quiénes somos, en cada instante, cambia nuestra POSTURA de estar en la vida y la manera de relacionarnos con los demás. A  través de esta práctica de MOVIMIENTO, nos permitimos FLUIR , SOLTARNOS y no ser tan rígidos. Es quebrar, romper , con esa rigidez que hemos creado en nuestro cuerpo y así ir soltando cada vez mas emociones y pensamientos. Permitirnos fluir con los cambios que se nos presenten en la vida e ir  soltando cada vez más el control.

PERMÍTETE VIVIR LA VIDA COMO UNA DANZA.  

Bailarina
PRÁCTICA #1

suelta y recarga tú energía

Movimiento

expresivo

VITAL

Gradient

Activa y siente

tú campo energético

PRÁCTICA #2

regálate amor con tus propias manos

Frotar

manos

tus 

Tus manos son tu herramienta básica, pero también tu mente. No permitas que se disperse. Céntrala en lo que sientes en las manos. La energía cada vez será más fuerte y concentrada si practicas a diario, aunque sólo serán suficientes unos minutos. Puedes sentarte o hacerlo parada, aunque más cómodo es sentado.

 

Frota con fuerza y rápidamente una mano con la otra. Quédate unos instantes en ese movimiento. Concentra tu atención en tus manos y en la energía que se esta creando a través del roce. Puedes sentir calor en las palmas y también hormigueo. 

 

Una vez que has sentido esa energía entre las manos, por leve que sea, proyecta las dos sobre la cara, de forma cóncava, como si tus dos manos formaran una sutil curva como la de un recipiente (recipiente donde está contenida la energía que has creado). Haz dos o tres círculos y luego separa la palma de la cara con muchísima lentitud. Con mucho cuidado, con mucho amor, frótalas a unos milímetros de tu rostro.  

Notarás como si «algo» de la cara se energiza. 

A partir de ahí, juega con la energía: puedes colocarlas sobre los ojos, o pasarla por la cabeza , por una oreja y la otra a la misma distancia de la otra oreja. Haz círculos lentos con una palma y separa un poco; deja que tu intuición te guíe.

Cuando tengas un dolor, sitúate con tus manos realizando la misma práctica, sobre la zona y haz el mismo movimiento circular y de separación, sin tocar el cuerpo. Con la intención de llevarle energía sanadora a ese espacio

de tu cuerpo.

Haz estos ejercicios también como práctica de meditación y de amor propio. Puedes frotar y pasarte las manos por tu cuerpo y culminar en un caluroso abrazo,  regálate cariño.  Ama tu cuerpo, ama tu energía y cárgate con ella. Transmitele amor a tu cuerpo, acéptalo. Recárgate con tu energía. 

Conócete y conversa

con la energía y tu cuerpo

9a6952feb03d324bff08a8b7cc6f7849.jpg
PRÁCTICA #3

energía en movimiento

Chi Kung

mueve la energía

 El concepto de Chi o energía no es un concepto que pertenece exclusivamente a la medicina china, sino que lo vemos en muchas culturas y prácticas como el REIKI el YOGA y muchas otras. 

El Chi, literalmente “aire, aliento, disposición de ánimo” es la energía o el principio activo que nos da la vida, la energía vital que une cuerpo, mente y espíritu.

Pero el concepto de que existe una fuerza de la vida, se encuentra en la mayoría de las culturas antiguas del mundo. En la India, se llama prana; en la China, chi; en Japón, ki; para los nativos americanos, el Gran Espíritu… Para todas estas culturas y muchas otras, la idea de la fuerza de la vida es el eje central de la medicina y la curación tradicional.

Tanto la medicina tradicional china como la acupuntura se basan en el equilibrio y la mejora de Chi, para traer el cuerpo hacia un estado de salud.

Este Chi se puede activar, se puede concentrar, generar y mover a voluntad, y es importante acotar, que todos podemos hacerlo. Algunas personas afirman que el ser humano puede controlar y utilizar esta energía, a través de diversas técnicas, incrementándola, acumulándola y distribuyéndola por todo el cuerpo o usarla en forma concentrada,  una de estas practicas, como mencionamos en módulos anteriores, es a través del Yoga, con sus Asanas, también a través de ejercicios de respiración y movimiento del cuerpo como Pranayamas y Kriyas y otra técnica o sistema, es través de una práctica milenaria como lo es el Chi Kung o el Qi Gong, donde se aplica este principio básico para optimizar el flujo de energía en el cuerpo.

Ahora aplicaremos un ejercicio muy sencillo de esta práctica, no queremos realizar una clase completa, únicamente queremos en este módulo, que sientan la energía, Chi, Prana, Ki, como prefieran llamarla.  Así que ahora ofreceremos un ejercicio para que lo apliquen a través de sus manos, y asi por sentir su energía y lo importante de estar consciente de ella a la hora de sanarse, de tratarse y relacionarse con el otro. 

Mientras realizas el ejercicio, puedes recordar el dibujo con la energía que pintaste en el módulo anterior, que visualizaste primero  y luego salía de tus manos, y asi compraderas mas el ejercicio de ahora ,al ya no plasmarla en una cartulina, sino sentirla entre tus manos.