El Pranayama es considerado como el control y la integración del prana (energía o fuerza vital) por medio de la regulación de la respiración. La palabra Pranayama tiene su origen en el sánscrito y significa: 

 

Prâna: principio, fuerza vital que está en todo. 

Ayâma: significa alargar, extender.

El propósito del pranayama es aumentar la cantidad y calidad de circulación de prana en el organismo para lograr fuerza, vitalidad y salud. Así nos damos cuenta que la respiración es nuestra principal fuente de energía.

 

Por ende la calidad de nuestra respiración va a influir directamente en nuestra calidad de vida.

Si nos encontramos agitados o asustados nuestra respiración será entrecortada y probablemente sentiremos

presión en el pecho o en el diafragma. Por el contrario, si estamos tranquilos la respiración será más pausada

y sentiremos el abdomen relajado.

 

 La respiración está directamente conectada con nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestros estados emocionales.

De ahí la importancia de observarla y trabajarla para ganar salud.

Los 4 tiempos 

en el PRANAYAMA

Durante el pranayama se pueden dar cuatro tiempos:

 

Pûraka: es la toma de energía o inspiración. La energía con que tomo el aire, la intensidad, la frecuencia, etc. Podemos visualizar si queremos la energía con un color, una imagen, una sensación, un sonido o una intención. También concentrarnos en el lugar donde inspiramos, si es en el pecho (Chacra corazón) o puede ser también desde la cabeza (chacra coronilla).

 Antar Kumbhâka: es la retención en lleno. Es la pausa que viene después de la inspiración. Igualmente se puede visualizar esa energía dandole una intención.

 Rechaka: es la fase de expulsión o espiración, de distribución de esta energía determinada. Se puede expulsar para relajarse, para calentar o purificar. Se puede visualizar cómo se expulsan emociones, sentimientos o colores, etc. 

 

Bâhya Kumbhâka: es la retención en vacío (tras la espiración). Se aprende, una vez que se domina Antar Kumbhâka (retención en lleno).

yoga-2176668_1920.jpg
PRACTICA #3

Técnicas de Respiración

 para la activación  de nuestros canales energéticos del cuerpo. 

Antes de comenzar a realizar tu práctica de Pranayamas, asegúrate de tener el estómago vacío o por lo menos 3 horas después de haber comido.

 

Realiza pranayamas en unas condiciones posturales y ambientales favorables. Elige un lugar aireado y tranquilo.

Es recomendable realizar un trabajo previo de asanas que permitan movilizar las articulaciones y relajar tensiones.  Eso crea una actitud de centramiento y atención. Si no puedes realizarlas o no conoces, no pasa nada.

Concéntrate entonces en realizar los ejercicios de respiración solamente. 

 

Algo muy importante, es que incluyas silencios durante los pranayamas que realices, como para impregnar esa conciencia que se ha trabajado.  También nos ayuda a  focalizar la atención y nos permiten observar los resultados con claridad.

Posición de

Conexión

Guía práctica de diferentes posturas adecuadas para tu cuerpo destinadas para la práctica de panayamas.

PRANAYAMA 1

Respiración

Completa

Este pranayama ayuda a relajar la mente y te prepara para entrar en un estado meditativo.

PRANAYAMA 3

Respiración

Alternada

en 5 tiempos

Este pranayama ayuda a relajar la mente y te prepara para entrar en un estado meditativo.

PRANAYAMA 2

Anuloma Viloma

(Nadhi Shodhana)

Este pranayama ayuda a relajar y a su vez la activación de tu lado femenino ( lunar )

y masculino ( solar )

ON LINE
 ON LINE 
 PROXIMAMENTE